Te animamos a que te pongas en contacto con nosotros.

Te dejamos algunas referencias de alumnos/as que han pasado por nuestro colegio:


angela

Me llamo Ángela Parrilla Pérez, tengo 22 años y soy antigua alumna de nuestro colegio San Miguel Adoratrices. Y sí, digo nuestro colegio, porque aunque ya este año 2017 acabo mi carrera de Psicología, el San Miguel Adoratrices ha sido, es y será SIEMPRE mi colegio. Llegué a él con tan sólo 3 años y acabé en 4º de ESO, con 16 años. Pero cada año he regresado a la cena de antiguos alumnos, a la fiesta de fin de curso y desde noviembre del año pasado hasta febrero de este año, he vuelto cada día a la que ha sido mi segunda casa, para hacer las prácticas. Ha sido estupendo, he convivido otra vez con mis antiguos profesores, he caminado otra vez por las aulas, el recreo, he conocido a niños increíbles. He aprendido de todos vosotros cosas nuevas, y espero que en este tiempo de convivencia durante mis prácticas, os haya podido aportar como también vosotros me habéis aportado a mí. Podéis estar seguros de que seguiréis viéndome por aquí siempre que mis obligaciones me lo permitan, ¡muchas gracias y hasta la próxima!


 

foto

¡Hola a tod@s!

Mi nombre es Borja Gálvez Gutiérrez, soy Graduado en Enfermería en la Unidad docente de Virgen del Rocío, tengo dos Másteres en Farmacoterapia y en Cuidados Críticos y Cuidados Postanestesia y actualmente estoy trabajando como Enfermero en Diálisis.

Todavía parece que fue ayer cuando ilusionado pero a la vez nervioso, entraba en el colegio con mi caja de color azul llena de lápices, rotuladores, gomas, cuadernos…

En esta casa, pues la considero mi casa, he pasado catorce de los 25 años de mi vida los cuales se me han pasado volando.

Durante ellos, he tenido la oportunidad de conocer a personas que son difíciles de olvidar, y que además de mi familia, me han ayudado a ser lo que soy y a todo lo que he conseguido hoy día. Me han enseñado que con trabajo y esfuerzo se consiguen las cosas, me han resuelto tantas dudas que surgen y que piensas que no tienen solución y me han inculcado tantos valores que me han ayudado a afrontar los nuevos y difíciles retos que se me han presentado a lo largo de estos años.

Por eso y mucho más, solo puedo dar las GRACIAS por todo. Simplemente, GRACIAS.

¡Nos vemos pronto familia!­